¿Qué es el Branding?

Branding es una palabra inglesa utilizada en el campo del marketing, diseño y publicidad.

La noción de branding permite referirse al proceso de construcción de una marca. Se trata, por lo tanto, de la estrategia a seguir para gestionar los activos vinculados, ya sea de manera directa o indirecta, a un nombre comercial y su correspondiente logotipo o símbolo.

Estos factores influyen en el valor de la marca y en el comportamiento de los clientes. Una empresa cuya marca tiene un alto valor, una fuerte identidad corporativa y un buen posicionamiento en el mercado será una fuente de ingresos estable y segura en el largo plazo.

El branding busca resaltar el poder de una marca. Los especialistas destacan que las marcas tienen valores intangibles, como la singularidad y la credibilidad, que les permiten diferenciarse.

Lo que el branding intenta hacer es subrayar dichos valores que la marca transmite al cliente y que constituyen su fortaleza. De esta manera, es posible que el consumidor asocie en su mente una marca con un valor: por ejemplo, innovación. La intención del publicista será que el consumidor piense en la marca a la hora de buscar productos innovadores.

Los colores, la tipografía y el nombre son algunas de las principales cuestiones a analizar en el proceso del branding ya que serán definitivas para el posicionamiento de la marca.

 

La “madre de todas las batallas”

 

La diferencia es ese punto esencial en el que la estrategia de negocios de una organización necesita de su mejor estrategia de marca; donde negocios y comunicación son las dos caras de una misma moneda.

En el mercado se puede argumentar la diferencia de muchas maneras. Tener un ingrediente distinto, una fórmula mejorada, un precio más bajo, ser más veloz o más rendidor, tener bien uniformados a los empleados, atender con una sonrisa o dar 12 cuotas sin interés. Si bien los argumentos son distintos se polarizan en dos ejes: ofrecer más valor o menor costo.

La teoría del Branding siempre basó sus modelos en buscar lo primero, o sea en crear el suficiente valor como para hacer rentable la inversión de la organización. Y a pesar de la diferencia de estilos y modelos de los diversos autores que abordan el tema, todos saben que a la hora de comunicar, el mensaje de la marca debe enfatizar una sola idea, la que haga la diferencia.

Comments are closed.